martes, 4 de octubre de 2011

Hay un nuevo iPhone y no lo quiero

Lance Ulanoff escribió para Mashable, lo siguiente: Han pasado 14 meses desde que Apple presentó el iPhone 4 con su rediseño radical (pantalla táctil de cristal y metal). Y a pesar de su Antennagate, el teléfono ha sido un éxito. Si por casualidad lo tiene, probablemente tenga con él un año o menos. Eso es tecnología muy nueva, ¿no? Sin embargo, supongo que muchos de ustedes, como yo, está pensando que este teléfono sigue siendo eficaz para necesitar un nuevo iPhone 5.

(Como se sabe, Apple hizo el lanzamiento del nuevo teléfono. Léalo aquí. Y aunque todo el mundo esperaba que se llamara iPhone 5, al parecer se llamará iPhone 4S y no se sabe si el año que viene saldrá uno que se llame 5. Pero independientemente de cómo se llame -Ulanoff lo llama en su artículo iPhone 5-, en el fondo no es una gran diferencia con respecto a la versión anterior).

Sigamos con lo que dice Lance:

El fenómeno gadget trade-up no es nuevo, pero siempre me sorprende. ¿En qué otro sector los consumidores cabian fácilmente algo que funciona muy bien por algo que es sólo un poco mejor? Los autos vienen a la mente. Tecnología de los automóviles no cambia mucho pero el consumidor cada cierto tiempo compra un carro y pasan, por ejemplo de un sedán a un convertible.

En el caso de los aparatos, tres años es toda una vida. El iPhone tiene cuatro años de edad y ha pasado por más de una actualización importante. Así que tal vez todo sea impulsado por el comercio, o tal vez no. Esto es lo que pienso: los propietarios de un celular no le gusta quedarse atrás o estar con un símbolo de estatus que está es “antiguo”. Todo el mundo, al parecer, conoce lo que tiene el iPhone 5. Si dentro de unos pocos meses te pillan por ahí con un iPhone 4, se te puede caer la cara de verguenza por estar “fuera de la moda”.

Para mí, el iPhone induce a un doble sentido de miedo y paranoia. Me temo que si no boto mi iPhone 4 con 2 meses de uso, voy a estar fuera de sintonía de la "nueva" tecnología. En mi posición, no puedo permitir eso. Y la paranoia entra en juego cuando veo a otras personas que me miran ahora con mi iPhone 4.

Pensemos de manera racional: ¿Necesito una pantalla más grande que hará que el iPhone sea más difícil de manejar en mi bolsillo? No.

Mi iPhone es un dispositivo pequeño lleno de vida, por lo que el nuevo chip A5 no me entusiasma. El actual CPU A4 maneja juegos y casi cualquier tarea con aplomo. Lo que realmente me llamaría la atención es una bateria realmente de larga duración, que no ocurre con el iPhone 4 y no va a suceder con el iPhone 5, tampoco. Si el CEO de Apple, Tim Cook anuncia una nueva tecnología de baterías, puedo cambiar de opinión.

Me gusta mi iPhone con cámara de 5 megapíxeles y han tomado toneladas de fotos y he tomado excelentes vídeo a 720 p. Cuando quiero imágenes con mas megapíxeles, voy con mi Sony NEX-5 que dispara a 1080 p, aunque yo casi nunca grabar un video con esa resolución.

Me encanta el aspecto de mi iPhone, así que ¿por qué tengo que cambiarla por una nueva? ¿Eso va a cambiar mi vida? No.

Eso sin olvidar que todavía puedo conseguir una mejora: simplemente mediante la instalación de iOS 5 en mi iPhone 4. Puedo conseguir la profunda integración de Twitter (que me encanta), IMessage me dará un grupo de mensajería y mucho más (a través de 3G y Wi-Fi), puedo realizar copias de seguridad y restauración a través de iCloud y, en esencia, nunca conectar mi iPhone 4 a un PC de nuevo.

En pocas palabras, yo no necesito el iPhone 5. Mi iPhone 4 me hace muy feliz. En serio, realmente no necesito un nuevo teléfono. Estoy contento con lo que tengo. Realmente. En verdad.

2 comentarios:

  1. la verdad es que las razones por la quea Ulanof no le gusta el nuevo i Phone son un poco tontas...no le gusta que la camara sea de mayor resolucion que la anterior...a mi que soy fotografo es un aspecto que me encantaria... y en cuanto a su camara sony...bueno que te puedo decir...al tipo le parece que no hay que cambiar por moda y le da un sentimiento de paranoia que lo vayan a ver con un modelo atrasado... ami me parece que tampoco hay que cambiar por moda, pero la paranoia me da viviendo en Caracas y teniendo que sacar el celular en la calle...Ah! por cierto no es un iPhone5, es el 4S, una version mejorada pero mas economica del 4...para iniciados, segun...

    ResponderEliminar
  2. Bueno, al final creo que hay que quedarse con la esencia del artículo: no caer en la "trampa" de una "mejor" tecnología cuando las mejoras son muy sutiles y, además, tienes menos de un año con tu teléfono anterior que aún responde bien. Seamos sinceros: de 5 a 8 megas la diferencia la puede notar sólo un profesional, no un usuario promedio. Y en cuanto a la paranoia en Caracas, es prácticamente con cualquier celular!
    Y sí, esa fue la trampa de Apple, todos esperaban al iPhone 5 y salieron con el 4S (este artículo lo publicó Ulanof antes del lanzamiento oficial del teléfono).
    Saludos Carlos!

    ResponderEliminar